//
estas leyendo...

Blog

Yo tengo un sueño: análisis del discurso de Martin Luther King

martin luther king jr Yo tengo un sueño: análisis del discurso de Martin Luther KingEn un momento en que las calles se llenan de manifestantes, en que la demoledora crisis económica ha traído consecuencias desastrosas y en el que la política y los políticos sufren gran descrédito entre la ciudadanía, el discurso político necesita contenido y liderazgo. Parece que los políticos o líderes sociales capaces de mover masas han pasado a la historia, siendo sustituidos por movimientos mucho más impersonales e indefinidos. No defiendo una cosa ni la otra, los tiempos cambian, la sociedad cambia. Pero hoy quiero ofreceros este análisis con un ápice de nostalgia. Una nostalgia por los grandes discursos, por aquel saber qué decir, a quién y cuando, por saber emocionar.

 

La situación no es comparable, pero no vendría mal a este tiempo tan convulso un discurso que apele a la unidad. Sin más dilación, veamos qué sucedió aquel 28 de agosto de 1963, cuando Martin Luther King encandiló a medio mundo con su discurso al pie del monumento a Lincoln en Washington D.C.

Éste no pretende ser un análisis exhaustivo del contenido del discurso, sino mostrar recursos y conceptos básicos que contribuyen a convertirlo en un discurso histórico y que podemos aplicar a otros discursos. Estos recursos son los siguientes:

Inicio y final: todo buen discurso debe tener un buen inicio, que enganche y capte la atención del auditorio, y un buen final, que deje un buen recuerdo a quiénes lo escuchan. En este caso, la primera oración ya nos advierte de que lo que va a suceder va a ser histórico. En lo que al final se refiere, es claramente apoteósico. Si el inicio nos advierte de lo que va a suceder, el final da por alcanzada la gran meta: la libertad.

“Y cuando esto ocurra, cuando dejemos resonar la libertad, cuando la dejemos resonar desde cada pueblo y cada caserío, desde cada estado y cada ciudad, seremos capaces de apresurar la llegada de ese día cuando todos los hijos de Dios, hombres negros y hombres blancos, judíos y gentiles, protestantes y católicos, serán capaces de unir sus manos y cantar las palabras de un viejo spiritual negro: “¡Por fin somos libres! ¡Por fin somos libres! Gracias a Dios todopoderoso, ¡por fin somos libres!”

Lenguaje emocional: es evidente que el discurso apela a las emociones. Las palabras, las metáforas y los ejemplos son sinónimo de emoción. La libertad, soñar con un mundo mejor, el futuro de nuestros hijos…. se trata de conceptos que apelan directamente a sentimientos.

Storytelling: aunque de manera sutil, Luther King contó una historia. Una historia que comienza con la Proclama de la Emancipación, describe la situación que se estaba viviendo, llama a la acción y nos muestra el feliz desenlace. Hemos hablado en otras ocasiones del poder de contar historias. En esta tenemos a los buenos, a los malos, el conflicto, la trama y el esperado final feliz.

Llamada a la acción: si lo que pretendemos es movilizar, mover a las masas, debemos mostrarles un camino a seguir. Aquí, la llamada a la acción consiste en una rebelión pacífica, en una lucha por los derechos de la raza negra.

Mensaje de unidad: asimismo, el mensaje lanzado por Luther King apela a la unidad, al “todos a una”. El sentimiento de pertencia es inherente a la raza humana y, por tanto, sentirse parte de algo constituye un poderoso efecto movilizador.

Un titular, un slogan: un recurso más tarde utilizado por Obama y su Yes, we can. Yo tengo un sueño, el titular recordado por todos y cada uno de nosotros 49 años más tarde. Una técnica que vemos día a día en la publicidad.

“Yo tengo un sueño que un día en las coloradas colinas de Georgia los hijos de los ex esclavos y los hijos de los ex propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad.”

Mención directa al público: Luther King consigue incluir a cada una de las personas que le están escuchando gracias a las menciones directas, citando las ciudades de donde proceden, contando sus historias.

Recursos literarios: decíamos que el ser humano necesita escuchar historias y la literatura cubre esa necesidad. El uso de recursos literarios contribuye a crear ambiente, a diferenciarlo de las conversaciones mundanas, elevándolo a un nivel superior.

“No habrá ni descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que el negro tenga garantizados sus derechos de ciudadano. Los remolinos de la revuelta continuarán sacudiendo los cimientos de nuestra nación hasta que emerja el esplendoroso día de la justicia.”

¿Qué otro discurso histórico recuerdas? 

Discussion

2 Responses to “Yo tengo un sueño: análisis del discurso de Martin Luther King”

  1. Discurso de martin comentado y analizado

    Posted by Antonio diaz | 7 diciembre, 2012, 11:10
  2. no hay un resumen sobre este tema xk es muy largo….

    Posted by maria reyna | 16 enero, 2013, 4:04

Post a Comment

Sígueme en Facebook

Sígueme en Twitter

More in Blog, Comunicación, Técnicas de comunicación (23 of 71 articles)